Courier del Orinoco # 58

Noticias del 20 al 26 de febrero de 2021

Editorial

Un fantasma recorre Estados Unidos… el de Donald Trump. Esta semana la prensa dio nuevamente amplia cobertura al ex Presidente a propósito del futuro político del partido republicano, y de hecho, a propósito del futuro político de la sociedad estadounidense, en sentido amplio. Y es que, tras los últimos eventos del partido republicano pareciera que el “trumpismo” tendería a consolidarse como una corriente hegemónica en el seno del partido con capacidad para desbordar e influir significativamente el devenir político de esta nación. En este sentido, llama la atención los términos y el centimetraje que la prensa sigue concediendo al tema del asalto al Capitolio, alimentando así un poderoso fantasma con el que se espera legitimar la actual administración al tiempo que se sostiene mediáticamente la posibilidad de nuevas acciones contra el ex Presidente Trump que acaben por inhabilitarlo políticamente. 

En cuanto a la dinámica propia de la administración Biden nótese que los principales eventos de la semana están marcados por la agenda abierta que dejara la administración anterior en materia electoral, de segregación racial y de migración; así como por la polarización y el auge de la extrema derecha que constituyen un fenómeno del que se habla cada vez más como un asunto a combatir prioritariamente por el gobierno de Biden – Harris.

En el plano económico destacan dos grandes controversias: la primera en torno a los beneficiarios del paquete de auxilio y la segunda en torno a la aplicabilidad de un nuevo impuesto contra las grandes fortunas. Al respecto y por lo pronto, tanto las limitaciones de elegibilidad de los beneficiarios del auxilio económico, que estaría marginando a unos 17 millones de estadounidenses, como la lenta marcha del impuesto a los ricos, podría representar un importante costo político a la nueva administración al comprometer el apoyo de los grupos más progresistas. Por lo demás los análisis económicos siguen expectantes en cuanto al impacto real del paquete de auxilio en la mejoría de los indicadores macro, y en cuanto al impacto de las orientaciones de las política exterior en términos generales y a propósito de la guerra comercial con China y la rivalidad con Rusia.

En lo que se refiere a las relaciones entre Venezuela y Estados Unidos, tal y como era de esperarse, se confirma que el enrarecimiento de las relaciones con la Unión Europea no era más que el preámbulo de la ratificación de la política de coerción de los Estados Unidos. En la semana debutó con la extensión de la orden ejecutiva según la cual Venezuela es considerada una amenaza inusual y extraordinaria contra la seguridad de los Estados Unidos, razón por la cual, se extenderán y endurecerán las medidas de coerción unilateral. En este sentido, se produjo entonces una primera conversación entre el Secretario de Estado A. Blinken y Juan Guaidó, en el que el primero ratificó la posición de su gobierno de seguir respaldando la estrategia del poder dual. Tales declaraciones, despejan el panorama y dejan claro que la nueva administración dará continuidad a la política de B. Obama, tal y como lo hiciera D. Trump. Esto, anticipa la creciente conflictividad que rodeará el calendario electoral planteado en Venezuela para este año 2021 y augura un futuro muy oscuro para el pueblo venezolano.

En materia petrolera, esta semana destacan las estimaciones de ARAMCO según las cuales la demanda mundial de petróleo podría alcanzar este año los 94 millones de barriles diarios y el año que viene unos 99 millones de barriles diarios. Así mismo, resalta el incremento de la demanda de gasolina para vehículos, que tan solo en la última semana aumentó 18%. La demanda de diesel por su parte muestra una tendencia incremental un poco más lenta que se ubica a la fecha en los niveles de 2019; mientras que la demanda de combustible para aviones no se espera que alcance los niveles de demanda y consumo pre pandémicos sino hasta 2022. Además, esta semana la prensa recoge la extraordinaria disminución de la demanda de energía en Italia a niveles que no habían sido vistos desde la segunda guerra mundial. En términos de producción la reunión de la  OPEP+ del pasado 4 de marzo mantuvo los niveles de producción hasta julio de 2021. En cuanto a los precios, la semana estuvo marcada por la aceleración del incremento de los precios. Al cierre de este viernes 5 de marzo, la cesta OPEP se ubicó en 64,26$ el barril, y el Brent en 69,01. Con respecto a la industria del gas, esta semana las noticias giraron en torno a las estimaciones del incremento de la demanda doméstica que debería alcanzar su máximo nivel histórico hacia 2030.

Evolución de la Pandemia Covid-19

Política Interior de EE.UU.


Podcast y canales


En las Redes

Política Económica de EE.UU.


Podcast y Canales

Relaciones Venezuela – Estados Unidos


Podcast y Canales

Actualidad Petrolera Mundial

Ir a la barra de herramientas