Courier del Orinoco # 60

Noticias del 13 al 19 de marzo de 2021

Editorial

La marca de la actualidad noticiosa de esta semana es sin lugar a dudas el dislate diplomático del Presidente Joe Biden quien durante una entrevista sostuviera propósitos, cuando menos altisonantes, contra el Presidente Vladimir Putin. Si bien hay quienes se empeñan en explicar este asunto con la edad del Presidente y encuentran en el traspié sufrido en la escalera del avión presidencial la prueba de sus argumentos, la verdad es que tales declaraciones se inscriben en un contexto de conflictividad creciente entre Washington y Moscú. De hecho, las afirmaciones del Presidente Biden llegaron esta semana como corolario de una serie de acusaciones del campo demócrata según las cuales Rusia, como Irán y Venezuela, habrían intervenido en las elecciones presidenciales de los Estados Unidos con el propósito de favorecer a Donald Trump. Más allá de la veracidad de tales acusaciones, lo cierto es que la convicción de que ha habido injerencia rusa en la política interna estadounidense se ha instalado como una fortísima matriz mediática, que rápidamente nos retrotrae a los tiempos de la Guerra fría. Esto en términos de la política exterior. En términos de la política interna, este asunto atisa la polarización de la sociedad estadounidense, pues sostiene el fantasma del fraude y la oscuridad del proceso electoral, lo que por cierto no parece ser del todo coherente con la línea de “pacificación” que había predominado en el discurso de la actual administración durante las primeras semanas en la Casa Blanca.

Otra contradicción que se hizo patente esta semana en la política interna estadounidense tiene que ver con el tema del segregacionismo racial que, además de las víctimas afroamericanas, en los últimos meses se ha cobrado también la vida de estadounidenses de origen asiático. Al respecto, se estima que el insidioso discurso del ex Presidente Trump sobre el “virus chino” habría contribuido significativamente a exaltar el racismo contra los asiáticos que hasta ahora había sido menos visible. En este sentido, huelga constatar que más allá del inefable discurso “anti-chino” lo cierto es que Estados Unidos ha estado estimulando la rivalidad comercial y política con China, y que esto es sin duda un argumento muy poderoso en la legitimación de prácticas segregacionistas de cualquier tipo. 

En cualquier caso, queda esperar que la crisis migratoria que se agolpa en la frontera de Estados Unidos y México complique aún más este escenario. Y es que, en los últimos días y en virtud de los más recientes lineamientos en la materia, ha recrudecido la llegada a territorio estadounidense de menores no acompañados que esperan gozar de una regularización expedita. 

En términos económicos, la noticia de la semana es la materialización progresiva del paquete de auxilio que comienza a llegar a los ciudadanos estadounidenses por vía de depósitos bancarios o cheques postales, al tiempo que se evidencian los mecanismos que podrían estar dejando al margen a miles de estadounidenses pues al no ser contribuyentes regulares han salido del radar del sistema de asistencia. Al respecto, los analistas se interesan por el uso que los ciudadanos esperan dar a estos recursos, entre cuyas prioridades destacan los alquileres inmobiliarios, las hipotecas, el pago de imprevistos y la compra de alimentos. 

En lo que se refiere a la relación entre Estados Unidos y Venezuela, la tensión sigue aumentando. Esta semana, destacan las acusaciones del Jefe del Comando Sur sobre la supuesta injerencia de Cuba y Venezuela en el proceso electoral estadounidense; las “revelaciones” según las cuáles el gobierno del Presidente Maduro habría conocido de las negociaciones que llevaban adelante los ejecutivos de Citgo, lo que de acuerdo al giro de la noticia, sería una razón para ex culparlos de los crímenes de los que se les acusa; la condena de un operador aéreo por haber prestado apoyo comercial a funcionarios del gobierno venezolano, así como la condena de un empresario que habría cometido el delito de lavado de dinero proveniente de la administración del Presidente Maduro. No obstante, la que parece ser la noticia más relevante aunque poco divulgada por la prensa es la aprobación de una nueva ley sancionatoria contra Venezuela que, propuesta por los senadores Scott y Rubio entre otros, y aprobada con votos bipartidistas en el senado, corrobora la orientación que en definitiva estaría tomando la política exterior de Estados Unidos hacia Venezuela.

En fin, en materia petrolera esta semana destacan las estimaciones publicadas por la Agencia Internacional de Energía, según las cuales la disminución del petróleo de lutitas producido por fracking en Estados Unidos, permitirá que la OPEP retome su liderazgo en los próximos 5 años, con un incremento progresivo de 6 millones bpd, para una producción total de 54 bpd. Mientras que los productores no OPEP  podrían alcanzar los 4 millones de bpd para una producción total de 50 bpd. La misma agencia pronostica además que este año podría alcanzarse el tope de consumo de gasolina en el mundo, que este nivel comenzaría rápidamente a descender por el abandono de los vehículos a gasolina en Europa, pero que esta disminución podrían compensarla los países en vías de desarrollo tras la “normalización” de las actividades económicas post pandemia. Así mismo, resalta la noticia sobre el incremento de las importaciones de crudo en China, y el incremento de las exportaciones sauditas. En fin, al cierre de los mercados este viernes se constata una disminución del precio del barril, como consecuencia del anuncio de nuevas medidas de confinamiento en el mundo. La cesta OPEP se ubicó en los 66,76 $/barril, mientras que el Brent cayó hasta 64,53$/barril.

Evolución de la Pandemia Covid-19

Política Interior de EE.UU.


Podcast y canales


En las Redes

Política Económica de EE.UU.


Podcast y Canales

Relaciones Venezuela – Estados Unidos


Podcast y Canales

Actualidad Petrolera Mundial

Ir a la barra de herramientas